Rutas e historias de montaña mas o menos normales, y alguna cosa mas…

sábado, 2 de julio de 2016

CAP DE LA CANA,TOSSAL DE LES ROIES DE CARDET Y CAP DE GELADA

TRAVESIA DE LA SERRA DE CARDET (ENTRE LOS VALLES DE BOÍ Y BARRAVÉS)

Los Pirineos están llenos de lugares que todo el mundo ve pero nadie visita. Uno de ellos es la Serra de Cardet, un altivo cordal situado al norte de el Pont de Suert que separa la parte baja y media de los valles de Boí y de Barravés. Durante años esta sierra nos llamó la atención. Pero aparte de una ascensión con raquetas al Cap de Gelada (su cima mas septentrional) nunca fuimos a visitarla. La inclusión del Tossal de les Roies de Cardet en el listado del Cent Cims acrecentó nuestro interés por la Serra de Cardet. Sin saber nada de la misma, nos propusimos subir esta cima recorriendo el cordal-cresta de la sierra, que con mas de 8 Km de longitud conecta el Coll de Serreres (al S) con el Port de la Gelada (al N).

Los siguientes tres años estuvieron llenos de intentos fallidos. La inexistencia de información hizo que nuestro objetivo se convirtiera en un ejercicio de montañismo de investigación. Las posibles rutas de acceso al cordal que diseñamos sobre el plano fueron fracasos sobre el terreno, cuya vegetación densa y punzante siempre acababa barrándonos el paso. En estas correrías realizamos bonitas excursiones, como la travesía de Coll a Sarroqueta o la circular al Tossal de Sentucia de Casós , que fue muy importante porque en la misma descubrimos la manera de acceder al cordal-cresta desde la Vall de Boí.

Durante la Semana Santa del 2015 hicimos un primer intento serio. Sin problemas alcanzamos el Cap de la Cana,la primera gran cima de la sierra. Continuamos pasando por las distintas puntas del cordal-cresta. La excursión fue bien hasta la parte final del mismo, cuando a 130 metros por debajo de la cima del Tossal de les Roies de Cardet, una pared nos barró el paso. La existencia de algunos neveros y el terreno mojado y resbaladizo, nos hicieron desestimar una expuesta travesía por fuertes pendientes de hierba con la que creíamos podría esquivarse el muro rocoso. Así que dimos la vuelta y volvimos por donde habíamos venido…

Lejos de desanimarnos, la retirada acrecentó las ganas de volverlo a intentar con unas condiciones mas favorables. Mientras tanto seguimos estudiando con prismáticos el tramo conflictivo de la ruta, llegando a la conclusión de que la travesía era factible. Finalmente, durante el pasado puente de San Juan, aprovechando que mi hermano estaba pasando unos días de vacaciones en Laspaúles  podría venirnos a buscar con el coche a Barruera, ahorrándonos el pesado tramo final de vuelta a Cóll (donde empieza la ruta), realizamos un segundo intento que, esta vez sí, fue exitoso.

La travesía colgada fué mucho mas adrenalínica de lo esperado, pero apretando los dientes la hicimos sin problemas. Mas arriba, ya cerca de la cumbre, un inesperado paso de trepada puso un punto de dificultad a una ruta que, sin ser técnicamente difícil, requiere de moral, fondo físico y experiencia en montaña. Cuando alcanzamos la cima del Tossal de les Roies de Cardet nos sentimos felices y satisfechos por haber conseguido un pequeño sueño. El ascenso posterior al Cap de Gelada, con el que completamos el recorrido integral de la Serra de Cardet, puso la guinda a una ruta fantástica. Fue un gran día…

En la aérea travesía de la vertiente sur del Tossal de les Roies de Cardet






























Iniciamos la excursión en la iglesái de Santa María de Cóll

La Ceu de Cóll



























































Ficha técnica
Tipo Actividad
Ascensión de alta montaña estival
Fecha
Sábado 25 de Junio 2016
Asistentes
Encarna, Enric
Zona
Valles de Boí y Barravés. Alta Ribagorça. Pirineo central catalán.
Inicio ruta
Iglesia de Santa María de Coll (1149 m),aparcamiento donde dejamos el 1er coche (200 metros antes de llegar al pueblo de Coll). Se llega por la ctra que sale del PK 6.9 de la ctra L500 de la Vall de Boí.
Final ruta
Barruera. Dejamos el 2º coche en el PK 12.2 de la L500 (1102 m), a unos 300 m de Barruera y 200 del inicio de la pista que lleva a la ermita de Sant Salvador
Recorrido
Ver tabla adjunta
Cent Cims  (*)
Tossal de les Roies de Cardet
Noche
No
Horario
Total
10 h
Efectivo
8 h 37 min aprox
Cota (m)
Mínima
1102 m (Ctra de la Vall de Boí)
Máxima
2449 (Cap de Gelada)
Climatología
Buen tiempo, por la tarde nublado
Visibilidad
Buena
Nieve-hielo
No
Desnivel Acum (m)
Total
3285
Ascenso
1630
Descenso
1655
Distancia (Km)
16.9
Dificultad global
Alta
Dific.Física
Muy Alta. Al gran desnivel y longitud del recorrido se la tensión de la subida al Tossal de les Roies de Cardet.
IBP index
162
Dific.Orientación
Media-Alta en la subida al cordal  de la Serra de Cardet y entre la collada de Serra Baixa y el Tossal de les Roies de Cardet (recorrido poco claro en el que es vital encontrar y no perder las sendas de animales). Baja-Media en el corda de la Serra l y entre el Tossal de Raspes Roies y la pista (senda o sin camino claro pero línea de avance bastante evidente). Baja en el resto de la ruta.
Dific.Psicológica
Alta entre la Collada de Serra Baixa y el Tossal de les Roies de Cardet. Senda de animales muy estrecha, aérea, expuesta y colgada. En la cresta final un paso de trepada obligado algo expuesto. Baja en el resto de la ruta.
Dific.Técnica
Media-Alta entre la Collada de Serra Baixa y el Tossal de les Roies de Cardet (caminata muy delicada por la estrechez de la senda y la inclinación y alta exposición del terreno, pasos aislados de trepada fácil, en la parte final de la cresta –muy cerca de la cima- un paso obligado de trepada de II grado). Baja en el resto de la ruta
Material
El propio de una ruta de alta montaña estival. Puede ir bien un cordino de 15 m para asegurar el paso de trepada del final de la cresta del Tossal de les Roies de Cardet.
Cartografía
“Ruta 3 Valls”, 1:30000, Ed.Piolet, 2013
Bibliografía
No conocemos para la ruta descrita.
Valoración
Magnífica travesía de alta montaña estival, física y mentalmente exigente, que recorre un largo y solitario cordal-cresta pirenaico de altitud moderada, cuya parte final requiere de temple y buen pie. Un ruta para montañeros confirmados y con espíritu aventurero. Grandes vistas.
Comentarios
-La ruta requiere de dos coches. Si no es así la vuelta de Barruera a Cóll puede ser horrible (4 Km de carretera + 1Km por camino en el que se suben unos 130 m de desnivel).
-Realizar solo con tiempo estable, visibilidad y sin amenaza de lluvia.
-Con el terreno húmedo, mojado o nevado el tramo entre la Collada de Serra Baixa y el Tossal de les Roies de Cardet es muy peligroso
-Una vez en el cordal-cresta y hasta el Tossal de les Roies de Cardet no hay escapatorias aceptables hacia la Vall de Boí. Desde la Collada de Ginebral (pasado el Cap de la Cana) puede bajarse hacia el pueblo de Casós (Vall de Barravés).
-Si llegados a la Collada de Serra Baixa la meteorología o las condiciones del terreno no son buenas, o simplemente no lo vemos claro, lo mejor es volver por el cordal que hemos seguido. Es largo y cansado, pero seguro (nosotros lo hicimos una vez).
-La vegetación densa e incómoda hace que alcanzar el cordal-cresta de la Serra de Cardet sea árduo y difícil si no se va por la ruta correcta (necesitamos varios intentos para encontrar el itinerario).
-En la subida al cordal-cresta de la Serra de Cardet y entre la Collada de Serra Baixa y el Tossal de Raspes Roies la ruta va por huellas de paso de animales (no hay ningún hito) que se han de buscar (no siempre fácil) y no perder. El track puede ser de gran ayuda.
-La travesía que sigue a la cresta de la Serra Baixa, que permite esquivar la pared del Tossal de Roies de Cardet, es muy delicada e impresionante. Durante unos 250 m se cruza una ladera de hierba muy empinada por una senda exigua (uno o dos palmos de ancho) y muy colgada. Un tramo adrenalínico… Después el terreno sigue siendo aéreo pero menos expuesto y se va mas tranquilo.
-En el tramo final de la subida al Tossal de les Roies de Cardet se sigue una cresta rocosa muy bonita y espectacular. Cerca del final de la misma una pared vertical de unos 5 metros de alto puede subirse directamente por una fisura (III muy vertical) o esquivarla bajando unos metros a la derecha y remontar una chimenea incómoda (3 m de II , por ahí subimos nosotros). En el primer caso es mejor asegurar con una cuerda, en el segundo no es necesario, pero ayuda…
-Pensamos que el tramo la cresta final del Tossal de Roies de Cardet debe poder esquivarse por las las laderas herbosas que hay a la derecha (E) bajo la misma. Desde arriba veíamos tramos de senda,pero no sabemos por donde se cogen.
-Desde la cima del Tossal de les Roies de Cardet se puede bajar por varios sitios. Hay un sendero bien marcado que sigue el cordal E y finaliza cerca de la ermita de Sant Salvador. Si se toma esta opción no se sube el Cap de Gelada.
-Desde el Cap de Gelada también hay varias rutas de bajada. Puede irse hasta el Port de Gelada pasando por el Pic de les Pales del Port. Desde el mismo puede bajarse a Senet (Vall de Barravés) o ir en busca de la pista que baja a la ermita de Sant Salvador. Nosotros bajamos por un barranco que sale a la derecha (E) desde el primer collado que se encuentra tras bajar de la cima. También puede bajarse directamente a la derecha (E) desde el collado de El Portell de les Roies (entre el Tossal de Roies de Cardet y el Cap de Gelada).
Con perros…
No es imposible pero nos parece desaconsejable por la complicación del tramo entre la collada de Serra Baixa y la cima del Tossa de les Roies de Cardet donde, además del peligro de la travesía colgada, en el paso de trepada al final de la cresta se habrá de izar al animal.
Track (en formato gpx): Track publicado en Wikiloc
(*) Se indica si la ruta incluye el ascenso a algún pico del listado de Cent-Cims de la FEEC
Desnivel, distancia e IBP Index calculados a partir del track mediante “ibp index” (http://www.ibpindex.com/index.php/es/)
La estimación de la dificultad técnica se realiza considerando la actividad como excursión/ascensión.
Si la actividad comporta escalda u otra disciplina técnica, se indica específicamente
La estimación de la dificultad de orientación se realiza en las condiciones de visibilidad encontradas al realizar la actividad
Llegando al collado en el que empieza la última subida al cordal-cresta de la Serra de Cardet. A la derecha el Cap de la Cana

Ya en el cordal-cresta, camino de la collada del Ginebral. Abajo se ve el cordal herboso por el que hemos subido

Llegando a la Collada del Ginebral. Delante la pirámide del Cap de la Cana
























































































Recorrido
Los tiempos son netos, sin contar paradas
Lugar de la ruta
Altura
(m)
Distancia
Km
t.parcial
(h:min)
t.acum
 (h:min)
Comentario
1
Iglesia de Santa Maria de Cóll
1149
0
0
0

2
Cóll
1160
0,2
0:02
0:02

3
Camino de Cóll a Casós
1180
0,5
0:05
0:07

4
Creu de Cóll
1270
1,0
0:13
0:20

5
Dejamos el camino
1300
1,5
0:05
0:25
Inicio subida al cordal-cresta de la Serra
6
Collado
1623
2,9
0:50
1:15

7
Cordal.cresta de la Serra de Cardet
1815
3,9
0:30
1:45

8
Collada del Ginebral
1935
4,6
0:25
2:10

9
Cap de la Cana
2196
5,4
0:50
3:00

10
Collada de l'Empriu
2159
5,6
0:07
3:07

11
Tossal de la Mina
2252
6,2
0:24
3:31

12
Tossal de l'Orri
2294
6,5
0:13
3:44

13
Pico Cota 2346 m
2346
7,0
0:20
4:04

14
Cap de Concesse
2332
7,9
0:15
4:19

15
Collada de Serra Baixa
2218
8,4
0:13
4:32

16
Collado-brecha bajo la pared
2321
8,9
0:35
5:07
Inicio travesía colgada y expuesta
17
Cresta SO Tossal Roies del Cardet
2380
9,4
0:39
5:46
Tramos rocoso, paso de II
18
Tossal de les Roies de Cardet
2445
9,8
0:28
6:14
Cent Cim
19
Collado de El Portell de les Roies
2390
10,1
0:06
6:20

20
Cap de Gelada
2449
10,3
0:10
6:30
Cota máxima ruta
21
Collado
2235
11,0
0:13
6:43
Bajada por barranco que sale al E
22
Pista (l'Estallo)
1810
12,4
0:33
7:16
Seguir la pista
23
Cabana de Cornella
1610
13,8
0:20
7:36

24
Ermita de Sant Salvador
1580
14,4
0:08
7:44
Seguir camino que ataja la pista
25
Pista que viene de Barruera
1395
15,1
0:19
8:03
Seguir la pista
26
Ctra de la Vall de Boí L-500 (PK 12.2)
1102
16,9
0:33
8:36
Cota mínima ruta
Ascendiendo al Cap de la Cana

La torre rocosa final

En la cima del Cap de la Cana























































































Cartografía
Los números que aparecen se refieren al lugar de la ruta indicado en la tabla del recorrido

Bajando del Cap de la Cana

Llegando a la collada de l'Empriu


























































Itinerario de ascenso de la banda rocosa que se encuentra después de la collada de l'Empriu (breve trepada)











































Crónica/descripción de la excursión
Domingo 26 de Junio 2016. Aprovechando que mi hermano Daniel y su mujer Patricia están pasando unos días de vacaciones en nuestro apartamento de Laspaúles, queremos intentar una ruta que desde hace tres años venimos preparando. Consiste en recorrer el cordal-cresta de la Serra de Cardet. Esta cuerda, que separa los valles de Boí y de Barravés, comprende varias cimas, entre ellas el Tossal de Sentucia (que no subiremos), el Cap de la Cana, el Cap de Concesse, el Tossal de les Roies de Cardet (un Cent Cim) y el Cap de Gelada.

La excursión, larga y con un importante desnivel acumulado, es una rareza que no hemos encontrado descrita en ninguna guía ni entrada de Internet. Empieza en el pueblo de Cóll y finaliza en Barruera. Daniel  y Patricia con Sunny y Pot (nuestros respectivos perros) vendrán a buscarnos en el Valle de la Muntanyeta de Barruera, en el último tramo de la ruta. Juntos descenderemos a Barruera donde, en su coche, nos llevarán hasta Còll, evitándonos un pesado tramo de carretera que, al final de la excursión, sería insufrible. La meteo dice que hasta última hora de la tarde no habrá riesgo de lluvia, algo fundamental, pues con el piso mojado la ascensión al Tossal de les Roies de Cardet sería comprometida y peligrosa. Por tanto, la ocasión es única para poder realizar el recorrido. Esperemos que las fuerzas nos acompañen y podamos completar la ruta.
Camino del Tossal de la Mina (torre de roca blanca) y Tossal de l'Orri (la punta herbosa que esta detrás). A la derecha el pico sin nombre (cota 2346 m)

Vista desde el Tossal de l'Orri del cordal-cresta que nos queda por recorrer

Pasan unos minutos de las 5.30 h de la mañana cuando partimos de Laspaúles para ir a la Vall de Boí. En poco mas de media hora llegamos a Cóll. El puente de San Juan hace que el pueblo este lleno de coches. Así que reculamos unos 200 m por la carretera y dejamos el 4x4 en un pequeño aparcamiento que hay frente la iglesia de Santa María de Cóll. Tras unos breves preparativos empezamos a caminar (6.23 h, 1149 m).

Un camino que sale junto la iglesia nos conduce en un par de minutos a la entrada de Cóll (6.25 h, 1160 m). Seguimos unos metros por la calle que, en fuerte subida, se interna en el pueblo y tomamos otra que sale a la izquierda. Prácticamente horizontal nos lleva al SO entre las casas. Después gira a la derecha y, tras unos metros en ascenso, pasa junto el inicio del camino que va de Cóll a Casós (6.30 h, 1180 m). Continuamos por el mismo.
Ascendiendo a la cota 2346 m. Detrás parte del cordal-cresta que hemos recorrido

Un ancho cordal herboso comunica la cota 2346 m con el Cap de Concesse 

Bien marcado y balizado, el camino asciende suavemente al SO por laderas que la vegetación espesa y punzante hace que sean de mal pasar. En 13 minutos llegamos a la Creu de Coll, una cruz tallada en piedra con un pequeño agujero en el centro y de un par de metros de alto, que se encuentra a la derecha del sendero. Tras un breve alto (6.44-6.47 h, 1270 m) continuamos por la ruta balizada. En unos 5 minutos esta gira a la derecha (O), dobla un contrafuerte y se hace horizontal. Un pequeño hito que pusimos años atrás marca el inicio de un espolón rocoso con pequeñas bandas rocosas a su izquierda, que asciende al NO alejándose del camino. Llegó el momento de dejar el mismo para iniciar la subida al cordal-cresta de la Serra de Cardet (6.52 h, 1300 m).

Remontamos el espolón unos metros a la derecha del borde del mismo. Una traza discontinua de senda de animales se abre paso entre los arbustos y nos permite caminar con comodidad. Tras unos minutos de subida el terreno pierde inclinación y llegamos al inicio de un cordal herboso y marcado (7.04 h, 1354 m). Continuamos por el mismo (NO). Mas arriba vamos algo a la derecha para seguir una nueva senda de animales (algo que será una constante durante buena parte de la ruta). Muy arriba y alejada, la cresta-cordal de la sierra y la punta del Cap de la Cana, se tiñen con los primeros rayos de sol.
Bajando del Cap de Concesse a la collada de Serra Baixa. Delante la Serra Baixa, el Tossal de les Roies de Cardet y el Cap de Gelada, que se asoma por detrás

Nuestra ruta de ascenso al Tossal de les Roies de Cardet desde la collada de Serra Baixa. El trazo amarillo corresponde con la travesía aérea y expuesta.

La subida por el cordal no tiene ningún problema hasta llegar a un escalón ancho y empinado cubierto por una densa vegetación. Un par de intentos anteriores finalizaron probando de remontar este mar de pinchos por el centro. Hasta que descubrimos que a la derecha del mismo, en el extremo de un bosquecillo, hay una senda que, subiendo directamente entre los árboles, permite salvarlo fácilmente. Salimos a una ladera herbosa. Entonces giramos a la izquierda para subir al SO. Tras cruzar por una estrecha senda una zona de erizones, volvemos al cordal. Continuamos por el mismo (NO). Pronto alcanzamos una punta poco marcada tras la que el cordal baja imperceptiblemente a un collado herboso (7.46 h, 1623 m). El sol, que nos atrapó hace un rato, caldea el ambiente de por si poco frío. Sudamos como gorrinos pero las fuerzas permanecen intactas, algo que nos parece fundamental. El cordal-cresta de la Serra parece cercano. No así el Cap de la Cana del que nos separan 500 metros de desnivel…
Llegando a la collada de Serra Baixa donde empieza la parte mas complicada de la ruta

Tras un breve alto seguimos adelante. Toca remontar la ladera situada mas allá del collado (N-NO). Los primeros metros son herbosos. A la izquierda vemos el Tossal de Sentucia, que dos años atrás ascendimos desde Casos y la collada de Calbó, que puede alcanzarse por un sendero que sale em diagonal al NO. Pronto la hierba deja paso a una extensa zona de matas de erizones. Una senda de animales estrecha y poco marcada, que va justo al lado (derecha) de una alambre electrificado, permite atravesarla sin problemas. Mas arriba dejamos atrás los erizones y, subiendo ligeramente a la derecha (N) por terreno cada vez menos inclinado. No tardamos en alcanzar el cordal-cresta de la Serra de Cardet, poco después de una primera punta situada a la derecha de la collada de Calbo (8.19 h, 1815 m). Las vistas del de los valles de Boí y Barravés y de sus montañas son notables. El primer tramo conflictivo de la ruta (por la dificultad de encontrar por donde ir) está superado.
En el senderillo  que atraviesa las empinadas laderas que bajan de la  cresta de la Serra Baixa. Detrás el Cap de Concesse

Continuamos al N-NE por el cordal-cresta. Ascendemos una primera elevación. Un breve tramo horizontal nos lleva a un collado herboso al pie de una punta con bandas rocosas a la izquierda (vertiente del valle de Barravés). Salvamos esta punta yendo algo a la derecha para esquivar los roquedos. En lo alto de la misma nos detenemos para desayunar (8.43-9.02 h, 1928 m). Un breve tramo casi horizontal nos lleva a un nuevo collado (Collada del Ginebral, 9.03 h, 1935 m). En el mismo empieza la subida al Cap de la Cana, cuya cima se encuentra 250 metros mas arriba.

Con una comba ascendente de derecha a izquierda, rodeamos un zona inicial de roquedos en la que encontramos numerosas sendas. En lo alto de la misma, continuamos por el cordal, durante un breve tramo casi horizontal, antes de encarar el ascenso final por una ladera herbosa amplia y empinada. Sin mas complicación que adecuar el ritmo de marcha a la inclinación del terreno, y bajo la mirada curiosa de un rebaño de ovejas que pastan tranquilamente unas decenas de metros a la derecha, llegamos al pie de la pequeña torre rocosa que defiende la cima. La superación de la misma se realiza unos metros a la derecha del filo de la cresta y no tiene problemas. No tardamos en alcanzar la cumbre del Cap de la Cana, la primera del recorrido (9.54 h, 2196 m).
En el colladito en que se sale a la cresta de la Serra Baixa, cuyo recorrido empieza con un breve paso de trepada (I/I+) para superar una pequeña banda rocosa. Fotografia de nuestro intento anterior.

Superando el breve paso de trepada

La vistosidad del Cap de la Cana no ha pasado desapercibida por los montañeros que, muy de cuando en cuando en cuando, la ascienden por su vertiente oeste. El recorrido se inicia en el pueblo de Casos (cerca de Vilaller, Vall de Barravés) y en su parte final remonta una empinada ladera de hierba y piedras para alcanzar la collada de l’Empriu, situada al N-NO y a unos 200 metros de la cima. En nuestro intento anterior (Semana Santa del 2015) nos encontramos con tres excursionistas de Vilaller que habían subido por esta ruta. Uno de ellos había realizado la travesía del cordal-cresta hasta el Tossal de les Roies de Cardet. Nos advirtió de la dificultad y peligro de la última parte del recorrido, que había hecho por una canal vertical de hierba y roca que catalogaba como absolutamente desaconsejable. Sus palabras fueron premonitorias. Cuando un par de horas mas tarde llegamos a la zona conflictiva, vimos que no exageraba. Además había algo de nieve y el terreno estaba húmedo y resbaladizo. La cima parecía a tocar de mano, pero no dudamos en darnos la vuelta y volver por donde vinimos.
Vista de la cresta de la Serra Baixa desde la punta situada mas arriba del paso de trepada. El trazo amarillo indica parte de la travesía que haremos después. El verde corresponde a la subida por la canal vertical (absolutamente desaconsejable)

Hoy la circunstancias son diferentes. No hay nieve, el terreno esta seco y el tiempo es estable. Tras observar varias veces con prismáticos y desde diferentes lugares del la Vall de Boí la zona problemática de la subida al Tossal de les Roies de Cardet,  creemos que es posible realizar una ruta alternativa a la canal que nos permita alcanzar la cima sin grandes dificultades. Pero eso será mas tarde. Ahora toca disfrutar de la soledad y las grandes vistas del Cap de la Cana y relajar las piernas y la mente de cara a lo que está por venir…

Tras unos minutos de descanso remprendemos la caminata (10.08 h). Un sendero que baja por la cresta N de la montaña nos conduce a un collado. Después flanquea por la derecha una pequeña punta herbosa y alcanza la collada de l’Empriu (10.15 h, 2159 m).Poco antes de llegar a la misma nos cruzamos con un grupo de excursionistas que han subido desde Casos y que se dirigen al Cap de la Cana.



En la cresta de la Serra Baixa
Desde el collado de l’Empriu, la continuidad de la ruta se ve comprometida por una banda rocosa que obligatoriamente se ha de salvar. Para ello subimos recto hasta cerca de la basa de la pared. Después ascendemos en diagonal a la derecha para alcanzar, con un breve y fácil paso de trepada, una canal rocosa y estrecha que asciende en diagonal a la izquierda. La salvamos con una sencilla trepada y alcanzamos de nuevo el cordal-cresta, justo por encima de la banda rocosa.

El recorrido continua unos metros en horizontal antes de erguirse en una punta rocosa (Tossal de la Moixa) que se sube por la derecha. Seguimos adelante esquivando por la izquierda la cresta mas afilada del Tossal de la Mina, cuya cima no tardamos en alcanzar (10.41 h, 2252 m). Continuamos adelante, siempre al N. Poco después llegamos a la cumbre redondeada y pedregosa del Tossal de l’Orri (10.54 h, 2294 m). Por detrás (S), el Cap de la Cana se ve abajo y alejado. Mirando al N-NE vemos, primero una punta herbosa sin nombre (cota 2346 m). Tras la misma,bastante mas distantes, distinguimos el Cap de Concesse, el Tossal de les Roies de Cardet y el Cap de Gelada. Aun nos queda un buen trecho por recorrer…
Bajando al collado-brecha donde dejamos la cresta para iniciar la travesía
Un descenso hasta un collado muy marcado, seguido de una subida moderada por una ladera de hierba, nos conduce a la cima del pico sin nombre (cota 2346 m) en el que hacemos un breve alto (11.15-11.20 h). Seguidamente, una suave y prologada bajada por un cordal amplio y herboso, seguido de un ascenso con las mismas características, nos lleva hasta la cima del Cap de Concesse (11.15 h, 2332 m). Ante nosotros, mas allá de la profunda collada de la Serra Baixa, aparece el Tossal de les Roies de Cardet y su compleja vertiente S-SO. Sin apenas detenernos iniciamos el descenso por la cresta N del Cap de Concesse (senderillo discontinuo). No tardamos en llegar a un hito-pilar rectangular de piedras en el que hacemos un alto para comer y estudiar la ruta de ascenso al Tossal de les Roies de Cardet (11.40 h, 2302 m).
Llegando al collado-brecha donde empieza la travesía

La observación con prismáticos de la zona conflictiva, nos confirma que hay un paso posible que evita la canal vertical que desaconsejaba el montañero que encontramos el año pasado en el Cap de la Cana. Desde la collada de Serra Baixa habremos de alcanzar la base de la pared que defiende el acceso a la cima del Tossal de les Roies. Aunque abrupto y empinado, este sector de la ruta no nos preocupa porque lo conocemos del intento anterior. Lo que sigue nos es desconocido. Distinguimos una senda que, desde la cresta y en ligero descenso a la derecha (E), cruza varias canales herbosas de fuerte inclinación antes de alcanzar un espolón rocoso. Esta parte es la que nos crea mas dudas. El espolón parece factible. Sin grandes problemas debería de llevarnos (N) a unas nuevas laderas herbosas situadas mas arriba, cuyo aspecto es menos fiero. En las mismas vemos una nueva senda que sube en diagonal a la izquierda (O) y alcanza la cresta por encima de la pared. Hasta la cima “sólo” queda seguir un breve cresterío rocoso y de aspecto algo incierto, que confiamos no presente dificultades.
En la primera parte de la travesía

Satisfechos con el resultados del estudio de la ruta, y mas o menos convencidos de su viabilidad, recogemos los bártulos y seguimos adelante (11.50 h). Una senda discontinua que va por lo alto o unos metros a la izquierda de la cresta rocosa-pedregosa, facilita el descenso de la misma. Tras diez minutos de bajada algo incómoda llegamos a la collada de Serra Baixa (12.00 h, 2218 m). El entorno mas bien cómodo y amigable que hasta ahora ha caracterizado la excursión cambia de carácter. El terreno se vuelve áspero y poco claro… Volvemos a sentir esa sensación de soledad y desamparo típica de los recorridos inciertos y complicados, que los años de montaña hacen que nos sea familiar. Sin detenernos proseguimos la ascensión…
El senderillo es muy estrecho y aéreo

Desde que dejamos el camino que va de Cóll a Casos, buena parte de la ruta ha ido enlazando sendas discontinuas de animales. Ahora este criterio es absolutamente necesario. Deberemos buscar y no perder estos senderillos si no queremos complicarnos la vida mas de la cuenta. En el intento anterior no lo sabíamos y encaramos el ascenso de la Serra Baixa yendo mas o menos por su cresta, salvando numerosos pasos aéreos de trepada de I/II grado en roca a menudo poco fiable. Fue a la vuelta cuando descubrimos que buena parte de los mismos se pueden esquivar siguiendo un senderillo que va bajo la cresta, por las laderas herbosas de su vertiente oeste.
La exiguedad y exposición de la senda de cabras hace que en muchos tramos nos agarremos a la hierba

La senda, estrecha pero clara y visible, sale desde el collado. Por debajo de la cresta, alternando tramos casi horizontales con otros en subida, cruza la parte alta de las laderas herbosas de la vertiente oeste que, empinadas y vertiginosas, finalizan varios centenares de metros mas abajo. En un par de puntos, un breve sector rocoso nos hace apoyar las manos. El avance carece de dificultad, pero la estrechez del senderillo y lo que hay por debajo nos hace caminar con cuidado. Tras unos 250 metros de travesía en diagonal ascendente, en la que ganamos una cincuentena de metros de altura, una banda rocosa nos obliga a subir brevemente por una empinada canal-ladera de hierba que nos lleva a la cresta de la Serra Baixa, mas allá del tramo mas complicado de la misma (12.12 h, 2274 m).
Llegando al espolón rocoso, tras 250 metros de travesia ligeramente descendente con una pequeña subida final
La ruta continua por la cresta. Empieza con la superación de una pequeña pared por una corta chimenea vertical (paso de 2 m de I+). Lo que sigue es aéreo pero fácil. La senda aparece y desaparece. Alguna trepada ameniza la subida que es sencilla pero espectacular. No tardamos en coronar la punta mas alta de la Serra Baixa. Bajamos unos pocos metros y alcanzamos un collado-brecha (12.31 h, 2321 m). Hemos llegado al lugar en que nos dimos la vuelta el año pasado. Sobre nosotros, un pequeño riñón rocoso marca el inicio un espolón de unos 50 metros de alto que en seguida se vuelve vertical. Subir por el mismo requeriría una escalada con seguro estático. Pero nuestra ruta va por otros derroteros…
La travesía vista desde el espolón rocoso. Se aprecia la inclinación y exposición del terreno.

En el collado-brecha sale a la derecha (E) un sendero que en suave bajada se interna en la abrupta cara sur del Tossal de les Roies de Cardet. Con un trazado audaz y vertiginoso, el senderillo de cabras cruza las laderas herbosas y los contrafuertes rocosos de la parte superior de la vertiente, cuya fuerte inclinación y exposición nos sorprende y asusta. Muy despacio, con infinito cuidado y mirando donde pisamos, avanzamos por el “caminillo” que tiene uno o dos palmos de ancho, a menudo cogiéndonos a la hierba para equilibrar nuestros pasos. En varios tramos pasamos justo sobre el borde superior de bandas rocosas que finalizan en una empinada canal que baja y baja muchos metros hacia abajo. La adrenalina está a tope… La cara de Encarna es un poema. Esta claro que no le gusta nada este pasaje tan aéreo y expuesto, pero es mucho mejor que la canal de roca hierba de la que nos hablaron, que vemos mas arriba y cuyo aspecto asusta solo de mirarla.
Remontando el espolón de roca y hierba inclinado pero mucho menos expuesto

La travesía se prolonga durante 250 metros, de los que los primeros 200 son de bajada. En el tramo final la senda se desdibuja y ascendemos en diagonal aprovechando los pequeños rellanos de tierra que hay entre la hierba. Esta subida nos conduce al espolón rocoso que esperamos nos permita seguir hacia arriba sin grandes problemas. Y así es. Respiramos aliviados (12.50 h, 2294 m).

Las cabras saben lo que hacen. El sendero continua remontando el espolón de roca y hierba que, aunque empinado, es menos impresionante que la travesía que acabamos de realizar. Poder cogernos a la roca nos da seguridad y subimos mas rápidamente. Mas arriba la senda se escora a la derecha, cruza una canal, y, tras un corto tramo de roca y tierrecilla, alcanza un espolón herboso. El caminillo, en adelante mas ancho y marcado, asciende por el espolón unos metros antes de dejarlo para ir a la izquierda en diagonal, cruzando las fuertes laderas herbosas que forman un embudo que sale del final de la canal vertical por la que subió el montañero que encontramos el año pasado en el Cap de la Cana. Menuda ruta que hizo… Sentimos admiración por él y agradecimiento por haberla desaconsejado…
Llegando a la cresta SO del Tossal de Roies del Cardet. El sendero ahora es cómodo y marcado

Sin problemas e incluso con comodidad, la senda nos conduce al inicio de la última parte de la cresta SO del Tossal de les Roies de Cardet, justo por encima de la pared que nos obligó a hacer la travesía (13.10 h, 2380 m). El cielo se ha cubierto de nubes que nos hacen temer que se avancen las lluvias anunciadas para la última hora de la tarde. La cumbre parece cercana (se encuentra 65 m mas arriba y a unos 300 m de distancia) pero la ruta para alcanzarla se muestra incierta. La senda se pierde. Descartamos la posibilidad de esquivar la arista por las laderas situadas por debajo y a la derecha (E) de la misma (por la izquierda la cosa es muy poco clara) y optamos por seguir  a toda cresta.
En el inicio de la cresta SO del Tossal de Roies de Cardet

El primer tramo es muy cómodo. Después la cresta se estrecha, presentando bonitos y espectaculares pasajes sin apenas dificultad. Rápidamente nos acercamos al final de la arista. La moral sube al pensar que tenemos la cima en el bote. Pero como dice el refrán “nunca digas zape hasta que haya pasado el último gato…”. Cuando creíamos que la subida sería “coser y cantar” una pared vertical de unos 5 metros de alto nos barra el paso. Una fisura en medio de la misma ofrece una vía clara de subida. Pero es muy vertical y, al quedar colgada, bastante expuesta. Hay buenos agarres. Con cuerda no dudaríamos en probarla (su dificultad debe rondar el III), pero a pelo no nos atrevemos.
La cresta SO del Tossal de Roies de Cardet. El círculo señala la pared (se aprecia la fisura de 5 m que puede escalarse con un paso de III) que nos obligó a bajar por la derecha

Buscamos una alternativa descendiendo a la derecha por una repisa empinada de losas y hierba. Tras perder una decena de metros de altura vemos a la izquierda una chimenea que sube hasta lo alto de la pared. El paso no nos ilusiona, pero no hay nada mejor. Los primeros metros son herbosos y sin apenas dificultad. Después viene un tramo rocoso y vertical de unos 4 metros de alto que tiene mas miga. Yo lo supero por la placa rocosa de la derecha. Encarna prefiere a hacerlo por el eje de la chimenea. En ambos casos la dificultad es de II/II+.
En la cresta, poco antes de la pared

Cuando nos reunimos en lo alto de la chimenea suspiramos aliviados. No nos atrevemos a decir que se acabaron los problemas, pero es así… Un sencilla trepada por bloques de roca calcárea nos saca de la cresta. Después solo nos resta seguir caminando por un cordal herboso en el que encontramos un nutrido grupo de cabras que nos miran con curiosidad. Como si quisieran marcarnos la ruta, avanzan hacia la cumbre unos metros por delante nuestro. Con esta inesperada y divertida compañía alcanzamos la cima del Tossal de les Roies de Cardet (vértice geodésico, 13.40 h, 2445 m). Un abrazo, un beso, miradas de alegría, satisfacción, complicidad… Tras dos años de intentonas y preparativos finalmente hemos logrado coronar este Cent Cim por una ruta casi inédita que siempre soñamos…
Salimos de la cresta. Detrás parte del cordal que hemos recorrido

El cielo esta bastante oscuro y en algún momento notamos alguna gota. Pero que empiece a llover poco nos importa. Nos sentamos en unas rocas para comer y beber mientras disfrutamos del paisaje. Telefoneamos a mi hermano (hay buena cobertura durante todo el recorrido) que nos confirma que hace rato nos esperan junto el río que corre por el fondo del valle de la Muntanyeta de Barruera. Les decimos que alrededor de las tres estaremos con ellos. Teniendo en cuenta que aún hemos de subir al Cap de Gelada, me parece que he sido demasiado optimista…
Llegando a la cima

Encarna en la cima del Tossal de Roies de Cardet
Tras un cuarto de hora de parada reanudamos la marcha (13.55 h). Desde la cima un sendero baja por la cresta oriental del Tossal de les Roies de Cardet hasta la ermita de Sant Salvador, situada al inicio de la parte mas llana del valle de la Muntanyeta de Barruera. El querer subir al cercano Cap de Gelada nos hace desestimar esta ruta de descenso rápida y directa. Descendemos al norte por una ladera pedregosa que en unos minutos nos lleva al collado de El Portell de les Roies (14.01 h, 2390 m). Continuamos por un sendero que sube en diagonal al N-NO y no tardamos en alcanzar la cresta oeste del Cap de Gelada, muy cerca de la cima que alcanzamos enseguida (14.11 h, 2449 m, cota máxima de la ruta). Se acabaron las subidas…
Bajando al collado de El Portell de les Roies. Delante el Cap de Gelada que se sube rápidamente y sin problemas


En la cima del Cap de Gelada, cota máxima de la excursión. Se acabaron las subidas...
Tras un mínimo alto iniciamos el descenso. Bajamos por la amplia ladera norte de la montaña. Cuando llegamos a un primer collado (14.26 h, 2235 m) dejamos la ruta que va al norte en busca del Port de la Gelada. Giramos a la derecha para iniciar el descenso de un barranco herboso, amplio y empinado, que hacemos primero por el centro y después por su ladera derecha (S).  El tiempo vuela, obligándonos a caminar con un ritmo mucho mas alto del que acostumbramos. En algo mas de media hora perdemos 400 metros de desnivel y llegamos a una pista, poco antes de un abrevadero que mana de forma abundante (14.59 h, 1810 m).
El collado de El Portell de les Roies y la cima del Tossal de les Roies de Cardet vistos desde la cima del Cap de Gelada

El valle de la Muntanyeta de Barruera (donde nos esperan) y la Corona del Pinar vistos desde la cima del Cap de Gelada

Continuamos descendiendo por la pista que, poco a poco, se acerca al fondo del valle. Tras doblar un contrafuerte herboso vemos a la izquierda y abajo, en unas piedras que hay junto el río, a Daniel, Patricia y los dos perros. Los llamamos, nos ven y se ponen en marcha. Ellos van por una pista que va junto el curso de agua que, mas adelante, converge con la nuestra unos metros antes de la cabaña de Comella. De repente los peludos, que nos han localizado, empiezan a correr en nuestra busca ladera arriba. Primero llega Pot, que efusivamente se abalanza sobre nosotros. Después lo hace Sunny que, menos efusiva, también se alegra de vernos. Es un bonito y emotivo reencuentro…
Descendiendo del Cap de Gelada

El el primer collado dejamos la ruta del Port de Gelada para bajar por un barranco que sale a la derecha, que finaliza en el valle de la Muntanyeta de Barruera
En compañía de Pot (Sunny pronto nos deja para volver con sus amos) continuamos por la pista. Poco después llegamos a la cabaña de Comella y nos juntamos (15.21 h, 1610 m). Seguimos por la pista, ahora prácticamente horizontal. No tardamos en alcanzar la pequeña ermita de Sant Salvador (14.29 h, 1580 m) que estratégicamente situada tiene unas vistas magníficas. En la ermita sale un camino muy marcado que, en fuerte descenso al SE nos evita un buen trecho de la pista que reencontramos 200 metros mas abajo (15.50 h, 1395 m). Continuamos bajando chino-chano por la pista, omitiendo algunos atajos pendientes y de mal caminar que castigarían nuestras piernas machacadas por las horas de marcha.
Llegando a la pista en la que finaliza el descenso del barranco

Continuamos descendiendo por la pista. Detrás el barranco por el que bajamos
La pista es bastante pendiente (en 1.5 Km pierde 300 metros de desnivel) pero no resulta dura ni pesada. Trazando lazadas desciende por la vertiente derecha de la parte baja, abrupta y escarpada, del valle de la Muntanyeta de Barruera. Sin nada especial que contar llegamos a la carreta de la Vall de Boí (16.20 h, 1125 m). Continuamos al N por la misma unos 200 m, alejándonos de las cercanas casas de Barruera, hasta una pista asfaltada que sale a la derecha en cuyo inicio Daniel y Patricia han dejado el coche bajo la sombra de unos árboles (16.24 h, 1102 m). La excursión ha finalizado. Han sido 10 horas de ruta (de las que 8.5 son de marcha efectiva), en los que, según el GPS, hemos recorrido 16.9 Km con un desnivel aculado en subida de 1630 m y bajada de 1655 m. No nos extraña que estemos hechos polvo…
El emotivo encuentro con Pot

Tras unos minutos de relax, partimos hacia Cóll. De no haber sido por el segundo coche, recorrer a pie los 4 Km de carretera y el tramo e camino que remonta algo de mas cien metros de desnivel hasta la iglesia de Santa Maria de Coll, habrían sido horribles. En unos minutos llegamos a Santa María. Celebramos el éxito de la excursión con unos refrescos que la nevera que llevamos en el maletero de nuestro coche ha mantenido bien fríos. Después iniciamos el viaje de vuelta a Laspaúles donde llegamos a media tarde.
La ermita de Sant Salvador

En el inicio del camino que, desde la ermita de Sant Salvador, nos ahorra parte de la pista que sube desde Barruera
En el apartamento la actividad es febril. Patricia y Daniel preparan una buena comida. Encarna y yo nos duchamos y preparamos los trastos. Los perros duermen con un ojo abierto… Tras la comida nos despedimos e iniciamos el viaje de vuelta a casa. Patricia, Daniel y Sunny se quedan y volverán mañana. Nosotros hemos de estar obligatoriamente en Begues el domingo, pues Encarna es suplente en una mesa electoral. A las 22.30 h llegamos a casa. Estamos rendidos, pero aun tenemos ánimos para guardar los trastos, pasear al perro y tomar una cena ligera. Después nos dejamos caer en la cama y enseguida nos quedamos dormidos…

La Serra del Cardet, el Cap de la Cana, la adrenalínica travesía colgada y las cimas del Tossal de les Roies de Cardet y del Cap de Gelada ya son historia. Un bonito recuerdo de una larga e intensa jornada de montaña en la que hemos conseguido un objetico largamente perseguido. Un gran día…
La Serra de Cardet vista desde el oeste (inmediaciones del Coll d'Espina)






























La excursión en imágenes
Hacer click aquí para acceder al álbun de fotografías

EniEn - Juliol 2016   

2 comentarios:

  1. Moltes felicitats per aquesta excursió tan extraordinària, i moltes gràcies per publicar una ressenya tan acurada (com totes les vostres).

    Us segueixo sempre i m'he copiat algun dels vostres itineraris.... però aquí on expliqueu ara no hi aniré! Estic mirant les fotos assegut a la cadira i tinc les mans suades, els genolls em tremolen i tinc com una obstrucció al coll que no em deixa empassar la saliva...

    Salut!

    Jaume

    ResponderEliminar